Pedro de Candía, el artillero de «los trece de la Fama»

Pedro de Candía es sin duda uno de los personajes más emblemáticos de los “trece de la Fama” por todo lo que vivió y especialmente por su papel clave en la conquista del Perú y sucesos posteriores. Junto a otros doce hombres decidió apostar todo por Francisco Pizarro cuando lo más prudente hubiera sido volver a Panamá desde aquella minúscula isla del Gallo en la que se habían refugiado tras padecer tremendas calamidades.

15966231

Fragmento de las capitulaciones entre Francisco Pizarro y la reina Isabel, esposa del emperador Carlos. 26-07-1529. Aparecen los nombres de los «trece de la Fama». Fuente: PARES, Archivo General de Indias.

¿Era griego? Así lo asegura la historiografía, situando su origen en la isla de Creta, aunque algunos autores lo pongan en duda, pues se casó en Extremadura donde dejó a su mujer tras viajar a las Indias. Lo que sí parece más evidente es que era un experimentado soldado, artillero para más señas, y que se había fogueado convenientemente en el norte de África (Orán, Trípoli) e incluso en la batalla de Pavía (1525).

De fortaleza imponente y alta talla, era de esos soldados que impresionaban al verle con su celada, cota de malla, espada, rodela y arcabuz. Cuando el piloto Bartolomé Ruiz regresó de Panamá con socorro y refuerzos para los “trece de la Fama”, la expedición continuó hacia el sur y dieron con Tumbes, primer asentamiento que les mostró las primeras señales claras de la riqueza y magnitud del imperio inca. Pedro de Candía fue de los primeros en desembarcar e hizo una demostración de fuego con su arcabuz, quedando los naturales impresionados ante el estruendo y poder de aquél artefacto.

Luego acompañó en su viaje a España a Francisco Pizarro en 1529 y narró con elocuencia lo visto en Tumbes y las riquezas que prometía el Perú, contribuyendo así a recabar el apoyo de la Corte y del Consejo de Indias a la definitiva empresa de conquista del capitán extremeño.

Su presencia en Toledo la aprovechó para conseguir algunos nombramientos y ventajas por encima de las recibidas por sus compañeros de fatigas de la isla del Gallo. Así, se le nombró artillero mayor del Perú con salario de 60.000 maravedíes anuales y también regidor de Tumbes. El archivo de Indias también nos dice que obtuvo exención de almojarifazgo –impuesto sobre las mercancías- para él y su mujer además de permiso para llevar dos esclavos negros y un caballo.

Pedro de Candía regresó a Panamá junto a Pizarro y tuvo una destacada participación en la conquista definitiva de los dominios incas. Estuvo presente en Cajamarca junto a unos 170 castellanos que realizaron la celada a las huestes de Atahualpa. Los cronistas de aquellos hechos coinciden en que el estruendo provocado por los disparos de dos falconetes y algunos arcabuces dispuestos por él en la techumbre de un templo de la plaza principal provocó el caos y el pánico entre los incas, factor clave para atrapar al aturdido mandatario.

De hecho, su importante papel entre la tropa y la confianza que en él tenía Pizarro hicieron que en el reparto del botín del célebre rescate de Atahualpa Pedro de Candía fuera uno de los que recibió un mayor lote de oro y plata, sólo por detrás de lo asignado a Francisco Pizarro, Hernando Pizarro, Hernando de Soto y Juan Pizarro. Consta en el reparto oficial consignado por Pedro Sancho de la Hoz en junio de 1533 que al artillero se le pagaron 407,2 marcos de plata y 9909 pesos de oro, una considerable suma.

Candía participó luego en la refundación de Cuzco y fue uno de sus dos primeros alcaldes ordinarios en 1534. En 1536 también combatió en la defensa de dicha ciudad ante al cerco y ataque de Manco Inca. Tras encabezar sin éxito una exploración de conquista de otros territorios del inmenso incario y gastar en ella buena parte de su fortuna, el artillero se vio envuelto como casi todos en las guerras intestinas que se desataron entre almagristas y pizarristas.

POMA0412

Así representó el asesinato de Francisco Pizarro por parte de Diego de Almagro «el mozo» el cronista indígena Felipe Guamán Poma de Ayala a comienzos del siglo XVII.

Fiel a los hermanos Pizarro, estuvo en su bando frente al de Diego de Almagro pero todo cambió tras el posterior asesinato  de Francisco Pizarro por Diego de Almagro “el mozo” en junio de 1541. Candía, obligado en parte seguro por las circunstancias, se enroló en la tropa de éste quien, ya en abierta rebelión, se oponía a la autoridad de Vaca de Castro, enviado del emperador para poner orden en el Perú.

Al mando de la artillería de Diego de Almagro “el mozo”, dada su valía y experiencia acreditadas, fundió muchos cañones, falconetes y arcabuces para constituir una poderosa arma de artillería y vencer a las tropas de Vaca de Castro.

Así se llegó a la decisiva y sangrienta batalla de Chupas entre ambas fuerzas que tuvo lugar en septiembre de 1542. ¿Qué ocurrió? La poderosa artillería al mando de Pedro de Candía falló estrepitosamente, errando el tiro la mayoría de sus cañones. Todo apunta a que las dudas de última hora sobre su papel en la contienda hicieron que deliberadamente inutilizara un arma tan poderosa a su cargo capaz de desnivelar la contienda en un último intento por congraciarse con la autoridad del enviado del emperador. También puede que simplemente fuera una equivocación en la orientación o ángulo de disparo de los cañones, aunque dado su dominio sobre aquellas armas no parece muy verosímil que cometiera dichos fallos de una manera involuntaria.

El caso es que en plena batalla, al ver Almagro lo que acontecía y la nula efectividad de su poderosa artillería, arremetió al galope y hecho una furia contra su capitán Candía matándole de varias lanzadas al considerar que le estaba traicionando en aquellos momentos decisivos de la lucha.

En esto coinciden todas las crónicas de aquellos hechos y tal parece que fue el trágico fin de uno de los mayores protagonistas de los “trece de la Fama” en la conquista del Perú… Por supuesto, la batalla de Chupas la perdió el bando de Diego de Almagro “el mozo”, siendo ajusticiado con celeridad.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s