Los cráneos de los conquistadores

Portada novelaMis fieles y queridos seguidores, hoy voy a hablarles de mi libro, emulando al mítico Paco Umbral.

Sí, en efecto, mi novela “Los cráneos de los conquistadores” acaba de ser publicada y ya obran en mi poder unos cuantos ejemplares de mi ópera prima en el mundo de las letras. Así pues, sin destripar del todo la novela para que así la compren y disfruten alguno de ustedes, voy a contarles mis sensaciones y les daré algunas pistas de por dónde van los tiros…

Lo primero que debo decirles es que me hace mucha ilusión haber podido dar término a lo que comenzó sin rumbo fijo una madrugada de hace ya unos cuantos años en casa de mi ya difunta mamá. Estoy convencido de que ella la leerá allá donde esté y que ha servido de estímulo y apoyo para que la pudiera concluir cuando pasaba mis horas más bajas y oscuras, aquellas en las que estuve a punto de abandonar. A ella le dedico el libro, junto a otras dos mujeres muy especiales para mí y que me han ayudado de una u otra manera para llegar a escribir la palabra “fin”.

“Los cráneos de los conquistadores” la fui escribiendo a retales, a trompicones, con un inicio fulgurante y claro hasta que llegaron las sombras de la duda, de por dónde tirar, del “cómo sigo”, de aquello que le ocurre siempre a quien se embarca en una aventura literaria, y más como era mi caso, por primera vez.

El libro es una novela histórica con todo lo que ello conlleva. Sigue el hilo de varios personales reales del siglo XVI que vivieron, amaron, sufrieron y murieron en aquellas tierras, entre ellos la principal protagonista, Marina Ortiz de Gaete, esposa del conquistador de Chile, Pedro de Valdivia. También, lógicamente, hay pasajes de ficción, diálogos y situaciones que ha imaginado el humilde autor que suscribe estas líneas. Uno no es historiador ni mucho menos, sólo un discreto “juntaletras” que decidió un día, tras leer varios libros, escribir esta historia.

Tras llegar a la mitad sufrí una crisis profunda que hizo que el manuscrito incompleto se quedara en un cajón y en las tripas de mi ordenador. Circunstancias personales influyeron en ese parón pero, pasado el tiempo, llegó la luz, las musas de la inspiración y nuevos ánimos para completarla, imaginar y desentrañar el desenlace de esta aventura. El resultado es un libro no muy grueso, de 226 páginas, que cuenta la vida y las emociones –muchas reales, otras ficticias- de varios personajes olvidados de la epopeya de las Indias, subtitulo de este blog “Historia de América”.

Por eso he querido compartir este momento tan especial e ilusionante en primer lugar a través de mi blog. Espero que alguno de los que me siguen y a quienes agradan mis historias se animen a leer mi novela, enmarcada en el Chile indómito del siglo XVI… Esa es, al fin y al cabo, mi mayor ilusión, que ustedes la lean, pues esto de escribir una novela no es más que una afición para quien ha escrito y escribe bastante para ganarse la vida en otros ámbitos.

Contraportada novela

Contraportada novela

No quiero adelantarles mucho más, sólo que estoy a punto de comenzar mi campaña de promoción de la novela y que haré unas cuantas presentaciones en Madrid, Tres Cantos, El Berrueco, quizás Ferrol,… Les invito, si no lo han hecho todavía, a seguir y darle “me gusta” a la página de facebook que he creado y donde iré avisando de los principales hitos relacionados con mi novela (presentaciones, ferias, apariciones en prensa, etc). Se llama igual que la novela “Los cráneos de los conquistadores” y la pueden encontrar fácilmente. https://www.facebook.com/loscraneosdelosconquistadores

Gracias a los seguidores de este blog y a los futuros lectores de mi novela.

¡Va por ustedes!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s