El canal de Nicaragua

Aunque Nicaragua fue ya “descubierta” por Cristóbal Colón en su cuarto y último viaje al costear su vertiente atlántica, tuvieron que pasar dos décadas más para que los españoles se adueñaran de aquel territorio, iniciando su exploración por el Pacífico y dando muy pronto con el que llamaron “mar dulce”, el lago de Cocibolca, de donde nace el río San Juan que lleva sus aguas hasta el Caribe.

Le llamaron así con motivo ya que parecía no tener fin, se levantaba con frecuencia un agitado oleaje y había tiburones, sí, sí, tiburones… Y es que se trata del segundo mayor lago de América Latina, después del de Maracaibo en Venezuela y el más grande de América Central. Además, es el único del mundo en el que los tiburones y otras especies se adaptaron al ecosistema de agua dulce, accediendo a él a través del río San Juan. Tiene más de cuatrocientos islotes y dos grandes islas, Zapatera y Ometepe, ésta última con dos grandes volcanes, uno de ellos activo.

Este lugar está muy de actualidad por el megaproyecto del gran canal interoceánico que unirá el Océano Pacífico con el Atlántico, rivalizando y superando por magnitud al ya centenario canal de Panamá. De hecho, aunque no sea el primer proyecto al respecto, esta vez sí tiene visos de llevarse a cabo o por lo menos iniciarse… y he ahí donde surgen los problemas y las dudas.

Hablamos de una ruta de 278 kilómetros, de los cuales 105 atravesarían el lago de Cocibolca, hecho que podría provocar un desastre ecológico en sus aguas ya que habría que dragar millones de metros cúbicos de sedimentos para que pudieran pasar los gigantes cargueros Post-Panamax. Además, en 2013 se le dio por ley una concesión por 100 años al desconocido empresario chino Wang Jing, quien podrá decidir a su antojo cuántas y qué tierras se expropian para llevar a cabo este gigantesco proyecto presupuestado en 50.000 millones de dólares.

Se explica muy bien el clima de desconfianza creado entre las comunidades locales antes esta “amenaza” de sus tierras y vida tradicional en el reportaje que apareció hace unas semanas en “El País Semanal” y que les adjunto el siguiente link:

http://www.latercera.com/noticia/mundo/2014/12/678-608510-9-la-cicatriz-de-nicaragua.shtml

Nuestros antepasados ya vieron la posibilidad de realizar esta magna obra de ingeniería para acortar el paso hacia las “Indias reales” una vez comprobado que las tierras conquistadas eran un nuevo continente. También contemplaron esta ruta para que los barcos con las riquezas del Perú ascendieran por mar hasta Nicaragua y tomaran este atajo para continuar ruta hacia España. Así lo refleja entre otros Pedro Mexía de Ovando en un manifiesto del primer tercio del siglo XVII, incluyendo comparaciones muy curiosas como las referidas a las obras realizadas en Tecnoctilan y en el Palacio y Jardines del Buen Retiro…

“Mucho más dificultoso fue abrir la acequia que hay desde Villagrasa a la ciudad de Milán, por donde navegan barcos; y la canal que da puerto a Florencia, desde el de Liorna a aquella ciudad; pero con las comodidades que se les seguía a aquellos estados, emprendieron aquellas empresas, y saliendo con ellas no se sintió el trabajo, con la gloria y provecho que de allí adelante se les está siguiendo.

Bárbaro era el Emperador Moctezuma, y con todo eso porque su corte de México fuese más bien regalada y llena de bastimentos con menos trabajo y subsidios, abrió canales y acequias por las calles de aquella ciudad, para que todos los pueblos de la laguna los entrasen en ella en canoas, porque les pareció ser mayor grandeza aquella que traginarlos a cuestas sus vasallos; pero a todo esto junto, y con ellos los encañamientos y recreos de la fábrica que se ha hecho en el Retiro Real de Madrid, lo escurecería la grandeza y maravilla de juntar los dos mares del Sur y Océano, por la laguna de Nicaragua”.

Cuatrocientos años después de estas palabras, habrá que seguir esta historia del canal de Nicaragua, ya que sobre este ambicioso proyecto se ciernen muchas dudas y podría arrasarse con un territorio único…Los chinos no se caracterizan por su respeto al medio ambiente precisamente…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s